Cuidando tu hígado

La importancia de limpiar nuestro hígado o ¿Cómo eliminar toxinas mediante la dieta?


Nuestro hígado se encarga de filtrar y desintoxicar lo que ingerimos, funciona como una especie de colador, todos los residuos, toxinas, antibióticos, se quedan en el hígado para luego ser metabolizados.


Cuando comemos demasiada comida, consumimos alcohol en exceso, tenemos una dieta llena de alimentos procesados, frituras, y a esto le sumamos el estrés diario, sobrecargamos nuestro hígado.


En el otro lado de la moneda tenemos alimentos que nos ayudan a limpiarlo y desintoxicarlo, de hecho nuestros antepasados, han usado este tipo de alimentos para limpiarse.


Estos son algunos:


Zanahorias y beterraga:

Ambas raíces muy ricas en flavonoides y betacarotenos, estos compuestos naturales ayudan a estimular y mejorar el buen funcionamiento del hígado.


Hojas verdes:

Las podemos consumir cocidas, o también crudas en una ensalada.

Las hojas verdes tienen la particularidad de neutralizar los metales pesados, pesticidas y químicos de nuestra sangre, clave para mantener nuestro hígado en optimas condiciones.


Ajo:

Un diente de ajo es suficiente para activar las enzimas del hígado, básicas para eliminar las toxinas del cuerpo.


Cúrcuma o palillo:

Esta raíz milenaria de la India, es la reina de las especies, ya que tiene un poder antiinflamatorio único. Es clave que el hígado este desinflamado para un buen funcionamiento.


Manzanas:

El alto contenido de pectina de esta fruta ayuda a limpiar y liberar el tracto digestivo.

Al tener esta área limpia y despejada, al hígado se le hace mas fácil manejar la carga toxica durante el proceso.


Té verde:

Probablemente sea de las bebidas que mejor le hace a nuestro hígado, por la alta cantidad de antioxidantes, como el Catechin (que es el compuesto principal del té) el cual ayuda a la oxidación de las grasas lo que ayuda al mejor funcionamiento del hígado.


Granada:

Es una de las frutas con mayor cantidad de vit C y antioxidantes, los cuales aumenta la limpieza natural de hígado.

½ granada al día va a ayudar a aumentar el flujo de desintoxicación del hígado de manera regular.


Aceites prensados en frio:

Podemos encontrar de oliva, de palta, de hemp, de girasol, linaza, ajonjolí, chía.

Son perfectos para el hígado cuando se usan con moderación, de preferencia consumirlos sin cocinar, ya que le brindan una capa lipídica al hígado lo cual lo ayuda a eliminar las toxinas dañinas del cuerpo.


Palta:

Al ser rica en nutrientes como la vitamina E, A B1,B2,D y en minerales como hierro, fosforo, magnesio, todos estos componentes ayudan a que el cuerpo produzca Glutathion, sustancia que actúa como antioxidante para neutralizar los radicales libres y prevenir el daño celular.


Cítricos:

Todos los cítricos, en especial el limón ya que su carga de vit C es mayor, ayudan a sintetizar las toxinas de tal manera que pueden ser absorbidas por el agua.

Un vaso de agua con jugo de limón, ayuda a estimular el hígado en las mañanas.

Es muy importante consumir las frutas verduras enteras, esta fibra va a hacer que no tengamos picos de azúcar, y muchas de las vitaminas y minerales están en la piel.

Si no cuidamos nuestro hígado, vamos a tener una sangre con toxinas, radicales libres y mal oxigenada.

Y esta es la sangre que luego va al resto de nuestros órganos, como el corazón, cerebro, sistema digestivo, pulmón.

© 2018 German ROZ Nutricionista&Chef